¿Qué es la pericia identificativa y cuáles son sus escenarios de aplicación?

Dentro de los escenarios de aplicación de los peritos judiciales en España, la pericia identificativa se aplica en el mundo forense y policial, focalizándose en develar el enigma de cualquier elemento no identificado, susceptible de apreciación y concreción. Este ámbito multidisciplinario abarca diversas áreas, desde escenas del crimen hasta objetos, fotografías, material multimedia y más. La esencia de la pericia identificativa radica en su capacidad para aplicar técnicas especializadas con el fin de determinar la procedencia, características y naturaleza de elementos desconocidos.

Técnicas identificativas en acción

La utilidad de la pericia identificativa se despliega en un sinfín de campos, destacando especialmente en el ámbito forense-policial. Uno de sus roles primordiales consiste en la identificación precisa de materiales y equipamiento presentes en escenas del crimen. Desde huellas hasta objetos aparentemente insignificantes, la pericia identificativa revela su potencial al conectar evidencias y esclarecer situaciones enigmáticas.

En el ámbito de la pericia identificativa, ningún elemento queda sin explorar. Desde maquinaria hasta software informático, las técnicas utilizadas abarcan un espectro amplio y diverso. La identificación de maquinaria, por ejemplo, puede ser crucial para reconstruir eventos y establecer responsabilidades en situaciones legales complejas.

La pericia identificativa se enfrenta a desafíos significativos al abordar productos sólidos, líquidos o gaseosos, inclusive aquellos producidos en el extranjero. La capacidad para discernir la procedencia y características de estos elementos demuestra la versatilidad y alcance de las técnicas identificativas, contribuyendo a la resolución efectiva de casos legales